Charla dominical del Prof. Anil Kumar

 

“¿Dónde me encuentro en el Trayecto Espiritual?”

29 de Enero 2012

 

OM…   OM…   OM…

 

Sai Ram

Con Pranams a los Pies de Loto de nuestro bienamado Bhagavan,

 

Queridos Hermanos y Hermanas,

 

LA ESCALA ESPIRITUAL

            Bienvenidos al satsang de esta mañana.  Estoy tan contento de tenerles a todos acá.  Antes

que se me olvide, quiero hacer un anuncio para mis amigos.

            No se si para bien o para mal, un pensamiento cruzó mi mente, sólo el tiempo lo dirá.  Los años han pasado desapercibidos y la vida acorta su duración día a día.  Cuando me relajo, me pregunto : “¿Qué es lo que he ganado?  ¿Qué es lo que he conseguido?  ¿No son sino algunas historias?  ¿No son sino un par de experiencias?  ¿En dónde me encuentro en la escala espiritual?  ¿En el trayecto espiritual, en dónde estoy?”  A veces esta sensación me frustra y deprime, incluso aunque la gente diga, “Anil Kumar, estás tan cerca de Swami . . .  has hecho esto y has hecho aquello.”

            Aunque sea autor de alrededor de veinticinco libros, de alrededor de quinientos DVDs, del sitio web www.saiwisdom.com, que haya sido bendecido para hablarle a diferentes grupos de jóvenes por toda la India y en el extranjero, siento alguna laguna, algún vacío, ¡y no sé por qué!  No tiene nada que ver con un vacío físico.  Si lo fuera, podría comer algunos idlis más y sentirme feliz con ello.  Si fuera sólo psicológico, podría leer algunos libros más o cavilar algo más ¡hasta que me vuelva loco!

No se trata de un vacío psicológico ni tampoco es intelectual.  ¿Por qué?  Porque puedo discutir con la gente, construir historias en apoyo de mi posición, y ganar un argumento.  ¡Puedo inventar tantas cosas!

            Por eso, me relajo y pienso en los años pasados, cuarenta y dos años de vida con Swami, veinte años en la organización y veintidós años ‘justo bajo Sus narices’.  Cuando pienso en estos años, a menudo me pregunto a mí mismo, “¿En dónde estoy?  ¿En qué dirección se mueve mi vida?  ¿Cuán lejos estoy de la meta?  ¿Cuál es la meta real?  ¿Qué fue el pasado y qué es el presente?”

            Asistiendo a  bhajans, comiendo el prasadam que se distribuye todos los días, relatando historias, escuchando historias y hablando porque no hay otra cosa que hacer, ¿es eso todo? Aún siento que algo está faltando, algo está exigiendo y algo está desafiando, tal vez algo que haya que enfrentar o algo que llevar a cabo.

 

SANATHANA SARATHI

            Estoy escribiendo un par de artículos en telugu para el Sanathana Sarathi, explicando mi trayecto de cuarenta años con Dios.  Los artículos escritos para el Sanathana Sarathi están en el idioma telugu.  Sé como van a reaccionar : “¿Por qué sólo en telugu?”  No soy un chauvinista lingüístico, por cierto.  No soy tampoco una pantera lingüística, ni jamás lo seré.  Puedo decir sólo una cosa : los artículos publicados en telugu en el Sanathana Sarathi recorren el viaje con Dios por los últimos cuarenta años y algo.

            Los “Recuerdos y Remembranzas” están siendo escritos en telugu en el Sanathana Sarathi.  Hasta ahora se han publicado cuatro artículos.  Según las normas del Sanathana Sarathi, no pueden publicarse más de cuatro páginas escritas por cualquier autor.  Considerando esa limitación, pienso que el material que les he entregado bastará como hasta agosto o septiembre.  Cuando comienzo a escribir, no quiere detenerse.  Si se me produce un destello, comienzo a escribir.

            ¿Cuál es mi propósito al escribir estos artículos?  ¿Es publicidad?  No creo que haya ninguna necesidad para ella a estas alturas.

 

EXPERIENCIAS Y MILAGROS

            De modo que pensé así.  Número uno : ¿Cuáles son las experiencias y milagros de los que yo he sido testigo?  Hasta ahora, he estado hablando de las experiencias de otros.  Acerca de mí, ¿no he visto nada mío?  No soy más que una grabadora, un DVD o un reportero?  ¡No lo soy!  Mis amigos, Dios me ha dado muchas oportunidades de ser testigo de ciertas experiencias y milagros. De

modo que pensé que habían de ser consignados.

            Número dos : un milagro no es únicamente un milagro.  Una experiencia no es sólo una experiencia.  Una experiencia o un milagro, como quiera que lo llamen, conlleva un propósito, un mensaje para ser comunicado.  No debiera simplemente describirlo, publicitarlo, fanfarroneando y convertirlo en una apología para propaganda y para inflar el ego.  ¡No se trata de eso, mis amigos!  Cada experiencia y cada milagro conlleva un mensaje.  ¡Un mensaje de Swami!  Pensé que el mensaje subyacente también había de comunicarse.  Este es el segundo objetivo.

            Ahora paso al tercer objetivo.  La gente piensa que tal-o-cual es un gran devoto.  Hay también libros escritos acerca de devotos eminentes, prominentes y dominantes.  Yo no lo entiendo : un devoto es un devoto.  ¿Quién es eminente, prominente o dominante?  Me pregunto cómo pueden darle tales títulos a sus propios libros.  ¡No puedo decir que soy un devoto eminente, tonterías!  ¡El mismo hecho que diga “soy eminente” significa en realidad que no lo soy en absoluto!  ¿Qué son los devotos VIP?  ¡Qué horrible terminología!  Resulta difícil escucharlos y luego tragar.

            Conozco a mucha gente, amigos míos, miles de ellas por todo el globo.  Es natural que haya llegado a conocer a mucha gente a lo largo de un período de cuarenta años.  ¿Por qué sólo yo?  Todos en la aldea de Puttaparthi les conoce, porque vemos a gente llegando y partiendo.  No se trata de nada que sea especial para Anil Kumar.

 

LOS VERDADEROS DEVOTOS

            Como es mucha la gente que veo ir y venir, por favor créanme, veo que quienes se sientan atrás son 100% devotos – por favor créanme, 100%.  ¿Por qué?  Nunca dicen, “¡No conseguimos padanamascar!”  Nunca dicen, “No conseguí una cadenilla; no conseguí un anillo; no tuve oportunidad para entregar una carta; no tuve chance de entregar una flor.” Los bancos de atrás son los delanteros en el Kulwant Hall.  Se los aseguro, están más cerca.  Lo sé, amigos míos, yo voy allá (atrás) a propósito para recargarme, porque si me voy acercando hacia el frente, me descargo.  Les aseguro que esto es un hecho, y por ello me quedo atrás y hablo con ellos.

            Son devotos silenciosos que no tienen necesidad de pedir nada.  “¿Querría usted una entrevista?”

            “No puedo pedir una entrevista estando en la fila cien, de modo que no siento deseos de obtenerla.”

            “¿Quiere entregar una carta?”

            “¿Cómo podría?  ¿Sería capaz de saltar por sobre todas las filas, como Hanuman?  ¡Imposible!”

            “¿Querría sentarse cerca de Él?”

            “Imposible, estoy muy lejos.”

            No obstante se aferran a Sus pies.  Esa es la señal de un devoto eminente, prominente, dominante, deslumbrantemente conspícuo, más que aparente, grande, noble e ideal.  Mi vocabulario me permite hablar hasta aquí, aunque quisiera decir incluso más.

 

LOS DEVOTOS HUMILDES

            La segunda cosa es ésta : no tienen sino amor, amor para compartir, anhelo por escuchar a otros y la curiosidad por aprender.  Es por ello, mis amigos, que han sido olvidados.

            Mi experiencia no significa nada para ustedes, en tanto que la de un gobernador es importante.  No sé.  La experiencia del gobernador es importante como gobernador, no como devoto.  Un gobernador y yo somos lo mismo que otros devotos, ¿no lo creen así?  En el ‘darbar’ de Sai todos son lo mismo; allí no son gobernador ni presidente.

            Por eso, amigos míos, a lo largo de cuarenta años he conocido a muchos devotos y aldeanos analfabetos, a los que podrían tildar de ‘rústicos’, pero que son más que ‘aditamentos’ (vale decir aquellos que sólo hablan y no practican).  Ellos no son conocidos y tampoco les importa ser conocidos.  No tienen deseos, ¡nada!  Ellos trabajan, silenciosamente para una organización o para un movimiento Sai.

            Dos ríos fluyen a través de Andhra Pradesh.  Uno es el río Krishna y el otro es el Godavari.  Junto al Krishna, escuchamos como fluye.  En tanto que en el Godavari no notamos que está fluyendo. Una devoción Godavari así es la que se encuentra entre estas gentes : silenciosa, calma, serena, digna, firme, espiritual, constante, integrada, meditativa, contemplativa y devocional.  Yo deseaba mencionar los nombres de los devotos que son ejemplares, idealistas, lo que es otra razón por la cual estoy escribiendo “Recuerdos y Remembranzas”.

 

LAS BASES DEL MOVIMIENTO SAI

            En el campo de la política, hay gente en la organización Sai que dice, “Señor, ¿sabe lo que estamos haciendo en nuestro centro Sai? ¿Sabe lo que está sucediendo en nuestro centro distrital?”  Por favor, mantengan silencio. Piensen en las bases (los orígenes).

            Primero, conozcan a su padre, su abuelo y su bisabuelo, y entonces hablen de sí mismos.

 Sin ellos, ustedes no tendrían existencia en absoluto.  Los héroes de antaño – por héroes me refiero a los guerreros provenientes de las aldeas que lucharon arduamente por el movimiento Sai – que vivían precariamente, al día.  Ellos, en las décadas previas, lo sacrificaron todo por la organización.

            Hoy en día, si usted no fuera un devoto de Sai, el mundo se reirá de usted.  Hoy en día, si dijera “No conozco a Sai Baba”, la gente creería que el planeta Tierra no es para usted.  Hoy día, Baba es conocido por doquier y por todos.  Cuando digo, “Conozco a Baba, soy un devoto”, ello representa un símbolo de status, que conlleva dignidad, respetabilidad, honor, credibilidad, responsabilidad, simplicidad y humildad.  Todo se da con perfecta precisión hoy, una vez que uno dice que es un devoto de Sai.

 

LOS DEVOTOS EN LAS DÉCADAS PASADAS

            Me creerían mis amigos que, hace treinta o cuarenta años atrás, cuando los devotos recién comenzaban a visitar este lugar, si les digo que mucha gente se desanimaba para llegar hasta acá.  Cuando uno se bajaba en la primera parada, en Anantapur, la gente solía preguntar, “Hacia dónde se dirige?”

            “A Puttaparthi”.

            “¿Puttaparthi? ¿Qué tipo de sujeto es usted?  ¿Está loco o qué? Vuélvase.”

            En Anantapur le ridiculizaban a no.  Cuando uno llegaba hasta Dharmavaram, solían decirle, “Aún no es tarde para que se regrese.”

            En esos días, uno se convertía en objeto de burla o de crítica, y uno era fastidiado por el público.  Algunas mujeres visitaban este lugar sin que sus maridos lo supieran.  Solían decirle al marido que pasarían a la casa de sus madres, porque sentían que Swami era su Madre.

            Esos eran los días en que los devotos vivían bajo los árboles, no en los edificios Norte 1 o Norte 2, con calentadores de agua y sumideros en cada habitación, ‘sumiéndose’ espiritualmente.  No se construía nada; no se proveía nada.  El dios de la lluvia solía favorecerles cuando el ashram estaba lleno, Cierto, no había necesidad de lavarles, eso es todo.  El dios de la lluvia les mojaba y el dios del sol les secaba.

            Si uno quería, podía alojar en los hoteles de afuera.  Yo me quedé allí la primera vez, hace mucho, allá por los años 70, en un  hotel del que era dueño un comerciante en ‘saris’.  “Quédese acá”, dijo.  La primera vez fui con los niños y alojé allí.  ¡En verdad era un maravilloso hospedaje!  Uno podía retirar la ventana y dejarla a un lado, sacar la puerta y apoyarla a un lado.  Todo era reemplazable o desarmable.

            También tenía ‘aire acondicionado’, para que no se juntara el aire caliente, (se sacaban las ventanas).  (Adentro estaba tan oscuro) que había que andar buscando a la gente.  Todo se caía o se derrumbaba.  El alojamiento contaba con baño y agua caliente.  Había que pagar 25 naya paisa o pavala, en las monedas viejas (término telugu por 25 paisa).  Por sólo cuatro anas uno recibía agua caliente, que había que mezclar con agua fría, y uno podía darse un baño en cualquier parte.   

 

“RECUERDOS Y REMEMBRANZAS”

            La naturaleza es la mejor maestra.  ¡Esos eran tiempos!  ¿Qué hacía que los devotos repitieran sus visitas?  No somos rivales dignos de ellos, amigos míos, Ni siquiera rivales, debido a la fe que tenían en Swami.  Esa era la fe del tamaño de los Himalayas de aquellos devotos de antaño.

            Yo quería sacarles a la luz para el público general, los nombres de los devotos que conozco de todo Andhra Pradesh, treinta y tres distritos más muchos más de Orissa afuera.  Quería mencionar aquellos nombres, y quería comunicar el ejemplar tipo de vida que llevaran para inspirarnos.

            Cuando todo se haya dicho y hecho, el objetivo de “Recuerdos y Remembranzas” no es el autobombo. Suficiente es suficiente y el objetivo tampoco es el de bailar con otra música.  Se trata únicamente de narrar las experiencias que he tenido personalmente, el comunicar el mensaje subyacente de Baba en cada experiencia, y el sacar a la luz a los líderes de la organización y la inocencia de los aldeanos de esos años.  Esos devotos han sido olvidados y descuidados hoy en día.

            Estoy escribiendo con ese objetivo.  No sé cuánto me va a tomar, mas Baba ya ha enviado a otro hombre para traducir los artículos del telugu al inglés.  También serán publicados en este idioma, de modo que también ustedes los podrán leer. El Sr. Satish, el hombre del video, es quien los está traduciendo y ellos estarán disponibles en el sitio web www.saiwisdom.com.  Repito que en este sitio pueden leer todos los artículos de “Recuerdos y Remembranzas” que contienen esta historia.

 

SE REQUIERE UNA ATMÓSFERA ESPIRITUAL

            Volviendo al punto, se requiere de un conjunto de un mismo parecer.  Si uno habla sobre su agenda personal, puede que esté interesado en hacer dinero o en comprar apartamentos o terrenos en el exterior.  Si uno está interesado en política interna, podrá esparcir rumores con mayor rapidez que el viento, el agua o los insectos.  Mientras los insectos acarrean polen, nosotros acarreamos historias de modo que podemos esparcir rumores.

            Mas yo no estoy en absoluto interesado en rumores, si alguien dice que tal o cual ha sido

reemplazado y que tal o cual ha sido nominado, le indico a esa persona que ambos serán desplazados mañana.  ¿Qué es esto?  Después de todo, aquí estamos, trabajando en uno u otro lugar, más no estamos aquí por el trabajo, ¡no!  No estamos acá por amor al trabajo.

            Estamos acá por el ambiente espiritual, por que predomine una atmósfera espiritual como para que podamos pensar juntos y crecer juntos.  Como lo dice Baba a menudo, el trayecto espiritual es unidad, es reunirse, cantar juntos e intercambiar opiniones, con el objetivo común de estar cada vez más cerca de Bhagavan, sin complejos de superioridad ni de inferioridad.

 

GRATITUD POR EL SATSANG DEL DOMINGO

            De repente, intuitivamente, tengo una sensación.  Lo que digo cada domingo es subido al sitio de la red <www.saiwisdom.com.>  Todas las charlas están allí, y se sacan impresiones que luego se compilan como libros.  Hasta ahora han sido publicados veinticinco libros, por la Divina gracia de Bhagavan y con la cooperación de ustedes.

            Créanme, por favor, ¡le estoy agradecido de por vida a mi grupo de satsang del domingo!  Si ustedes no hubieran estado aquí, yo no habría preparado en absoluto ningún tema.  Si no fuera por ustedes, no habría sido posible hablar e intercambiar nuestros puntos de vista.  Si no hubieran estado aquí, no habrían sido grabados los quinientos DVD que van hasta hoy.  Si ustedes no hubieran estado aquí el sitio web no habría existido.  De modo que, grupo del satsang del domingo, por favor créanme, le estoy eternamente agradecido a todos y a cada uno de ustedes, rogándole a Bhagavan que les bendiga a ustedes y a sus familias por siempre jamás, como para que nuestro trayecto hacia Baba siga adelante y progrese en los años venideros.

            Con este mismo sentir, pensé. ‘¿Por qué no podemos tener otra sesión, no sólo el domingo, sino alguna otra sesión extra?’

            ¿Por qué?  La vida está llegando a su fin.  Después de todo, no voy a estar aquí por otros setenta años o más, no.  ¿Quién sabe?  La vida no requiere ser una ‘coma’; podría ser en cualquier momento un ‘punto final’.  Hay tantas cosas por hacer, tantos pensamientos por compartir, tantas cosas sobre las cuales escribir.  Pese a todo lo que he escrito, no estoy satisfecho.  Mucho más ha de escribirse.

 

EL GRUPO SAI HA DE SER FUERTE

            Sai es un océano.  Desde ese océano pueden recoger un vaso de agua y decir, “Aha, he saboreado el océano.”  No son el Sabio Agastya quien se bebiera toda el agua de los océanos, ¡imposible!

            De modo que queda mucho trabajo aún en el campo del escribir, y los de hablar y de compartir puntos de vista.  Hay que dictar más charlas públicas ahora más que antes, porque Baba, en Su forma física, ha impresionado a todos, ha estado externamente cerca de todos; más ahora que Él no está en Su presencia física, nosotros hemos de estar más unidos.  Hemos de hacernos más íntimos.  Hemos de ser más afectuosos, más amorosos, más preocupados por los demás, y compartir con todos como para que el grupo Sai sea tan fuerte como una viga de hierro.

            Todos decimos que Baba representa la unidad de las religiones, bien.  ¿Puedo vincular al Cristo con Baba?  No.  ¿Puedo relacionar al Islam con Baba? No.  ¿Puedo hablar de paralelos entre las enseñanzas de Buda y las de Baba?  No.  ¿Puedo hablar de paralelos en las enseñanzas de Zoroastro y Baba? No.   ¿Puedo establecer vínculos entre Swami y Krishna?  No.  ¿Rama y Sai? No.

            ¿Qué es lo que sé?  Sé de mis sueños, mis experiencias, de cómo Él bautizó a mi hijo, y de cómo Él cortó los primeros cabellos que asomaron en la cabeza de mi nieto.  Es mejor que ‘tu’ (el ego) te apartes por completo, te digo.  Estamos hartos de esas historias.

            ¿Y qué hay de la espiritualidad más profunda, qué hay de la fundamental percepción espiritual básica, por la cual Baba descendiera a la tierra?  Todas estas cosas son innegables.  Yo  acepto que son verdaderas.  Nadie puede poner en duda que el motivo que subyace tras de toda esta acción de Sai es el de producir la percepción consciente entre todos nosotros.

            ¿Qué percepción consciente?  El que yo soy Dios.  Soy Dios. . .  ¿mas, cuán divino soy?  Ustedes me conocen mejor.  ¿Cuán divina es la gente a nuestro alrededor?  ¡Aunque algunas gentes son letales, no divinas!

 

LA FILOSOFÍA ESPIRITUAL DE BABA

            Hablamos de valores humanos.  ¿Qué son? ¿Cómo se practican?  Si le pedimos a alguien una a cucharada extra de sambar, perderá su shanti o paz.  Si cambiamos de asiento en el Kulwant Hall, saborearemos lo que es el prema o amor.  ¿En dónde estamos?

            Estas preguntas me las hago a mí mismo.  No estoy criticando a nadie.  ¿En dónde estoy en medio de todas estas contradicciones, en medio de todas las diferencias, en medio de todos los pensamientos y contra-pensamientos?  ¿En dónde estoy cuando Swami dice, “Quién soy yo”?

            No soy capaz de saber en dónde estoy.  Por eso, el discutir el punto crucial de la espiritualidad, la filosofía espiritual de Baba, que ha de permanecer por las eras por venir (no un

Sueño de ustedes o experiencias individuales), eso es filosofía.

            Un devoto de Vietnam ha escrito un libro así [muestra el tamaño con los dedos] acerca de Buda, que procedí a donar a una de las escuelas de acá.  La vida de Buda está plagada de milagros, al igual de la de Bhagavan Baba, mas, ¿hablamos de ellos?  No.  Hoy hablamos de las enseñanzas de Buda, del amor del Cristo y de los sentimientos de fraternidad del Profeta Mahoma.

            Por eso, sin perturbar el programa del domingo, queremos iniciar otra sesión para subrayar la enseñanza básica y fundamental de la filosofía de vida de Sai, los puntos de vista de Sai sobre la Divinidad y las formas de explorar dentro de nosotros mismos con el objeto de tocar los bordes de la Divinidad dentro de nosotros.  Podemos tener una sesión cada semana, pero no quiero perturbar este programa del satsang del domingo. 

            Mi participación de cada domingo continuará, salvo el día en que ustedes no vengan o el día en que digan “No le queremos”, o el día en que no me encuentre en el área.  De modo que las charlas de los domingo continuarán.  Mas también quisiera compartir algunos pensamientos más, publicar algunos libros más y llegar hasta el gran número de visitantes que llegan hasta nuestro sitio web.  Cerca de cincuenta mil o más personas visitan el sitio regularmente para conseguir más información y conocimiento sobre Sai.

 

EL SATSANG DEL JUEVES EN LA MAÑANA

            De modo que queremos iniciar otra sesión los jueves en la mañana a las 10:30 hrs.  ¿Dónde?  ¿Conocen el Gopuram?  Justo al frente está el banco HDFC. Hay dos ascensores.  Uno está descompuesto ahora, mas el otro funciona.  Tomen ese el cual les llevará hasta el sexto piso.  El ático es un espacioso hall y puede acomodar entre ciento-cincuenta y doscientas personas.  Podemos tener nuestros satsangs allí, cada jueves a las 10:30 hrs.  Aquellos de ustedes que quieran la dirección exacta, me la pueden pedir al final de esta sesión.

            Eso es todo por hoy.  Comenzaremos estas sesiones a partir del jueves dos de febrero en adelante, cada jueves a las 10:30 hrs.  El programa incluirá canto del Omkar, tres bhajans, meditación, ejercicios de meditación, seguido de un breve satsang.  También exhibiremos videos de Swami. También se reproducirán algunas de mis charlas y CDs.

            De este modo nos involucraremos más con el pensar de Swami.  Después del darshan del Samadhi, ¿a dónde se dirigirá la mayoría de la gente?  ¿Qué hacemos?  Nos vamos derecho a la cantina o a las tiendas.  ¿Por cuánto tiempo podemos comer?  ¿Cuánto podemos comprar?  Hasta el almuerzo vamos al darshan, luego volvemos por algunos bocadillos, mas por cuánto tiempo . . . ¿hasta la hora de la cena?

            Como bromea muy a menudo Baba, la vida se ha convertido en un proceso de cargar y descargar, mas ¿por cuánto tiempo?  Bastante es bastante.  Hemos pasado décadas así.  ¿Por cuánto tiempo? Vendrá mucha gente nueva; vendrá una nueva generación.  ¿Qué es lo que aprenderán de nosotros?

            Si llamo a un recién llegado y le cuento que yo vine hace cuarenta años, dirá “¿Y qué?”  Si le cuento que Swami me regaló un anillo, dirá, “´No me ha dado ninguno a mí, ¿y qué?”  De modo que ya no pueden seguir exhibiendo todos los regalos de gracia  de Bhagavan Baba.  Ya no puedo seguir hablando de mí mismo.  No lo he hecho hasta ahora y no lo haré en el futuro, a menos que lo exija el contexto.  Estas son las cosas en común que hemos de reconocer.

            ¡Todos, todos son bienvenidos!  Le ruego a Bhagavan que bendiga nuestra nueva empresa, el nuevo experimento de los ejercicios y satsang espiritual de los jueves, que lo haga posible y exitoso.  Muchísimas gracias.  Les extiendo esta invitación a todos.

 

LA VOLUNTAD DE HIERRO DE BABA

En el tiempo que resta, me siento feliz de encontrar aquí a un grupo de Visakhapatnam, la ciudad del acero.  ¿Se levantarían, por favor?  Bienvenidos todos.  Por favor, tomen asiento, gracias.  ¿Por qué les pedí ponerse de pie?  La razón, mis amigos, es que hay una acería manejada por el gobierno en Visakhapatnam.  Pueden corregirme si me equivoco.

            Esta acería estaba produciendo pérdidas, grandes pérdidas, lo cual condujo a una situación de cierre o de fusión con otra acería que estaba funcionando bien en otro lugar del país.  En esa época, Baba les concedió una entrevista y dijo, “Va a funcionar bien”.  Sigue funcionando y logrando grandes ganancias hoy en día.  ¿Qué es Baba?  La voluntad de Baba es tan dura como el acero certificado por la planta en Visakhapatnam.  ¡Que Dios les bendiga!  ¡Nos sentimos felices de tenerles acá!

 

LA MISION SAI EN INDONESIA Y MALASIA

          Nos sentimos felices también de tener hoy acá a algunos amigos de la Zona Cuatro de la Organización Internacional Sri Sathya Sai.  La Zona Cuatro incluye a Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia y Brunei.

            Ayer comenté que era muy extraño e increíble encontrarse con la magnitud de la obra Sai que

se lleva a cabo en países como Malasia e Indonesia, que son gobernados por autoridades y ministros musulmanes.  El gobierno pertenece al credo islámico.  Sin embargo, en esos países, estas gentes están difundiendo el mensaje de Sai y llevando a cabo la misión Sai por todos lados.

            También resulta extraño saber que tienen la Aerolínea Garuda en Indonesia.  ¿Aerolínea Garuda? (Para quienes no lo saben, Garuda es el nombre de la mítica águila vehículo del Señor Narayana, un dios hindú)  ¡Y ellos tienen a Garuda!

            ¿Por qué tienen algunos nombres como Vijaya, Malasia Jayaputra”  Putra y Jaya son palabras sánscritas.  Si van a lugares como Bali en Indonesia, tienen una estatua de cuarenta pies de alto de Garukman, un Krishna de cuarenta pies de alto, y un Arjuna de cuarenta pies de alto.  ¡En países musulmanes!

            ¿Dónde está Baba? Baba se encuentra allí en donde no hay posibilidad alguna para que entre Su nombre.  ¿En dónde está Baba?  Baba está allí en donde no había devotos en absoluto, mas Él los pudo convertir en centros de actividad hoy.  Ese es Bhagavan Sri Sathya Sai Baba.

            Amigos míos, hasta donde sé, créanme o no, hay ciento ocho tanques de agua construidos por la juventud Sai en Indonesia. ¡ciento ocho tanques de agua!  Visité los lugares que son aprovisionados de agua potable pura.  Antes, en las áreas selváticas, lejos de las muchedumbres, bebían agua de cloacas.  ¡No podemos ni siquiera mirar esa agua!  ¡Los residentes enfermaban y incluso tenían que pagar por esa agua impura!  Ahora se les suministra agua potable pura a esas áreas forestales, con ciento ocho tanques de agua.  Ese es Sathya Sai, ¡maravilloso!

            Cuando piensan en Malasia, todas las autoridades máximas como el Presidente, el Vicepresidente y los diferentes Ministros del Gabinete conocen a la Organización Sai y cuales son sus actividades.  La mayor cantidad de literatura Sai para la juventud es publicada en Malasia.

            Debemos aprender de la organización malasia sus técnicas para acercarse y atraer a la juventud hacia la organización Sai.  ¡Cómo son inspirados los jóvenes por hermanos como Jagadeesan!  ¿Cómo es que lo hace?  Él no es un hombre común.  ¡A mí me parece más un hombre espiritual radical, un fanático espiritual!  Es capaz de infundirle el espíritu y el amor  de Sai a cualquiera!  ¿Podemos creerlo?

 

SATHYA SAI BABA ES EL MOTIVADOR DIVINO

            En Tailandia, la fraternidad de los devotos es sumamente comprometida.  Tailandia sufrió recientemente de grandes daños por inundaciones.  Sé de mucha gente que dejó a sus familias para prestar seva.  Pasaban sólo una a dos horas en sus hogares y el resto de su tiempo lo empleaban en las áreas afectadas distribuyendo agua, alimentos y ropa.

            Ese es Sathya Sai Baba.  Sathya Sai Baba no es un ídolo.  Sathya Sai Baba no es un templo.  Sathya Sai Baba no es una persona ni un objeto.  Sathya Sai Baba es una fuerza vibrante.  Sathya Sai Baba es el motivador Divino en todos, impulsando a cada cual a emprender actividades de servicio.  Eso es Sathya Sai Baba.

            He visto con mis propios ojos el trabajo que han estado haciendo en Tailandia.  Cuando las inundaciones aún mantenían muy altos niveles, así y todo querían que les hablara.  Con las manos unidas dije, “Esta no es una ocasión para dictar discursos, porque podrían lesionar al orador en su afán por conseguir agua y comida.  ¡Anhelo vivir por algún tiempo más!”  Fueron tan buenos, tan amables, tan afectuosos como para extender de nuevo su invitación, por lo que les visité por segunda vez tiempo después.

 

LA CULTURA TAI

            Tailandia tiene la ciudad de Bangkok, ¡y vaya la cultura que tiene Bangkok!  La ciudad exhibe el amor que las gentes ‘thai’ demuestra por sus monumentos y sus templos.  Vemos todo el Ramayana representado en los muros del palacio real, y nos hacemos conscientes del status de Buda, gracias a un enorme Buda reclinado, que se extiende desde este extremo al otro [indica todo el largo del recinto].  No lo pueden ver por entero sólo así [mantiene inmóvil la cabeza] deben mirarlo de este modo [mueve la cabeza de un lado al otro].

            Anantha Padmanabha Swamy (una enorme estatua de Vishnu reclinado en Thiruvananthapuram, en Kerala) es más pequeña que ese Buda.  Los pies del Buda – sólo Sus pies -- son de mi porte, ¡así de grandes!  He visto muchos templos budistas en Tailandia, ¡ayya yoo!  ¡Me quito el sombrero ante su tradición, saludo igualmente a su cultura!

            Fui a un cine para ver películas sobre la cultura ‘thai’.  También nosotros teníamos algunos documentales que mostraban nuestra cultura, ¡los que eran un real dolor de cabeza!  Solían mostrarse tiempo atrás, pero no los vemos ya porque se han descontinuado.  En cada sala de teatro antes de pasar la película, si se daban cinco a diez minutos de un documental sobre nuestro país, créanme por favor, la sala estaba vacía.  El público comenzaba a llegar después de terminado el documental.  ¿Por qué?  Porque se aburría y no tenía interés alguno.  ¡Tenían que distribuir tabletas de ‘Anacin’ como prasadam, chi!

            Mas lo que he visto en los teatros de Tailandia, los llena.  ¡Qué interesante de ver!  Por dos o

 

tres horas, unas trescientas personas deben haber participado en danzas y música, ¡incluso en platós de filmación cubiertos de agua!   Uno llega a sentir esa agua; uno siente la luz del sol, la luz de la luna y las montañas.  Diferentes tipos de danzas, incluyendo diferentes tipos de dioses, se presentan en el escenario con una música tan maravillosa que uno no logra entender cómo han pasado tan rápido las tres horas.  Esta es su técnica.

            Disfruté cada segundo, aunque interiormente lloraba.  ¿Por qué?  Baba, si tenemos gente tan talentosa en este país, si tenemos gente tan involucrada en este país, si tenemos tales científicos, técnicos y los fondos y el tiempo para llevarlo a cabo, no hay otro país fuera de India que tenga tanto que mostrar a todo el mundo.  Tenemos tantas cosas aquí, pero las tomamos como asunto informal, usual y rutinario.

 

EXPANDIENDO LA FAMILIA SAI

            Si le hablaran a cualquiera de los que se han establecido aquí, si van y le cuentan que Swami hizo esto por usted, aha, no ven una reacción en su rostro.  “Señor, Swami le consiguió un trabajo a mi hijo.”  Nada, su reacción es como pasa en la química – una reacción incolora, inodora e insípida.  ¿Por qué?  Estos sujetos lo consideran como un asunto de rutina.

            Sin embargo un devoto recién llegado dice, “Ahhh, ¿fue así?  Eso es Swami.”  Y derramará lágrimas mientras escucha el relato de su experiencia.  Esa es la señal de un devoto.  Nosotros los mayores también lloraremos ante una experiencia, mas nuestras lágrimas son distintas, nuestras lágrimas nacen de los celos.  Las lágrimas del neófito nacen del amor y la devoción.  Estas lágrimas provienen de la rivalidad, en cambio aquellas provienen del compartir y preocuparse.  Tomamos las cosas por sentadas.  Tal vez no lo sé.

            Observando todo eso en Tailandia, sentí como si se tratara de un mal nacional el que no cuidemos de nuestro propio y rico legado cultural.  Acá cada aldea tiene un monumento, ¿lo sabían?  Saben de las cavernas de Ajanta y Ellora, y el que cada templo tiene una historia milenaria.  Bueno, bueno, aceptemos las cosas como son.

            Es por eso, amigos míos, que me gusta tanto Tailandia.  Tailandia tiene una escuela Sai que es una escuela modelo.  La escuela Sai es un centro de aprendizaje, de difusión de la filosofía sobre educación de Sai y de formación de maestros Sai provenientes de todo el mundo por los últimos siete años.  ¡Eso es Tailandia, Sai-landia!

            Ahora permítanme el honor de mostrárselos, ya que se encuentran aquí algunos miembros.  Le ruego a los devotos de la Zona Cuatro que se pongan de pie, como para que nuestros hermanos y hermanas les puedan ver.  Por favor, levántense (los devotos se ponen de pie).  Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia, Brunei.  Dios les bendiga.  Sai les bendiga.  Muchísimas gracias.

            Pongo punto final con esta grata nota, y con una plegaria a Bhagavan para que bendiga a todos nuestros hermanos y hermanas, para que nos anime a todos mientras avanzamos por la senda Sai.  Tenemos dos roles que desempeñar ahora.  Uno es el de no perder nuestra fe bajo ninguna circunstancia, pase lo que pase.  El segundo es el de expandir la familia Sai, invitando a nueva gente y nueva sangre a la organización Sai, a que experimente la misión y el mensaje de Sai.

            Por lo tanto, permitan que estos roles sean los dos ojos, oídos y pulmones en cada uno.  Mi ruego a todos los mayores de mi edad : unámonos y animemos a tanta gente como sea posible.  Velemos por que tomen contacto como sea con la organización Sai.  Eso la hará fuerte, lo cual hará feliz a nuestro Señor, el Avatar de nuestra era.  Él continuará mostrando Su munífica gracia y bendiciones por muchos años por venir.

¡Sai Ram, Sai Ram!

 

Om…   Om…   Om…

Asato Maa Sadgamaya

Tamaso Maa Jyotirgamaya

Mrityormaa Amrithamgamaya

 

Samastha Loka Sukhino Bhavantu

Samastha Loka Sukhino Bhavantu

Samastha Loka Sukhino Bhavantu

 

Om Shanti Shanti Shanti